Reseña: Alex Strangelove

Reseña: Alex Strangelove

Director: Craig Johnson.
Guion: Craig Johnson.
País: EEUU.
Año: 2018.
Duración: 1h 39min.
Género: Drama.
Reparto: Daniel Doheny, Madeline Weinstein, Antonio Marziale y más.

 

Tras leer la sinopsis de Alex Strangelove en Netflix decidí que haría un salto de fe. Por un lado, porque parecía tratar la bisexualidad (algo que de entrada siempre me va a llamar). Siendo una película de Netflix sin demasiada publicidad me esperaba lo que me encontré: algo sencillo, sin pretensiones que busca contar una historia con cierto mensaje.

Es el propio Alex Truelove el que abre la narración a modo de documental sobre la «fauna» de su instituto y sus amigos. Estos últimos son los típicos heteros machitos que dicen no tener nada en contra de las mujeres o las relaciones homosexuales, pero sube el pan cada vez que abren la boca. Como cabía esperar, estos «amigos» se mofan de Alex porque es virgen y ellos (supuestamente) tienen mucha experiencia. La situación no va a mejor cuando comienza una relación con Claire y él, interesado lo justo en tener relaciones, rehúye el sexo constantemente. En medio de todo esto, conoce a Elliott en una fiesta y tiene un crush muy fuerte con él. Desde ese momento son varias veces las que queda con él y mayores las dudas que le surgen sobre su relación y sobre su propia sexualidad.

En cierta manera se podría dar a entender que no existe un «término medio» en forma de bisexualidad, sino que o eres gay o eres hetero. Pero también plantea algo por lo que muchas personas que son hetero no tienen que vivir: el autoengaño. Son muchos los testimonios de personas que «descubren» ser homosexuales o bisexuales en sus veinte o en la adolescencia pensando que eran hetero porque heteronorma. Y este, y no otro, es el verdadero tema y mensaje de la película. Además, todo este tema de la orientación sexual confundida es tratado con respeto y sin juicios tanto por Claire como las personas que aprecian a Alex, sí, hasta los cafres de sus amigos.

¿La recomiendo? Pues sí, dura poco más de hora y media y es entretenida. Tienes sus pegas (que palidecen en el conjunto), pero a pesar de ellas es una película necesaria a su manera pues visibiliza otra clase de representación.

Entradas relacionadas

Cuervo Fúnebre en las redes. Lector voraz de fantasía y ciencia ficción que pretende escribir más de lo que una vida mortal le va a permitir. Adoro las culturas antiguas y las ciencias en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.