Artículo: Representación LGTB+ en los medios

Artículo: Representación LGTB+ en los medios

Con motivo del Mes del Orgullo, he querido hacer algo parecido a lo que hice en una entrada hace dos años donde os hablé de diferentes personajes de la ficción que se alejaban de la habitual heteronorma que encontramos en prácticamente cualquier obra de ficción sin importar el medio al que pertenezca. En esta ocasión os haré una lista de series con protagonistas LGTB+ y/o que tratan el tema. No, no va a estar todo lo que haya, obviamente, pero sí obras que yo haya consumido y a sabiendas de su contenido, os pueda recomendar.

Antes de nada, me gustaría aclarar que son productos que puedan ser buenos o no, es más, hay alguno es bastante regulero en sí mismo, pero aun siendo consciente de ello, no puedo dejar que eso me empañe una buena representación. Ahora sí, vamos a empezar:

 

Gypsy (2017):

Gypsy es un thriller psicológico (más o menos) creado por Lisa Rubin, guionista y productora de la que no he podido encontrar casi información. Esta serie que podéis encontrar en Netflix sigue la historia de Jean Holloway, una psicóloga que no duda en cruzar los límites que separan la terapia de la intimidad de sus pacientes. De esta manera es como conoce a Sidney Pierce, una mujer joven que es la ex de uno de sus pacientes con dependencia emocional tras la ruptura.
A medida que la serie avanza vamos descubriendo más sobre Jean y sobre la farsa de vida que lleva. Siguiendo lo «correcto» marcado socialmente, ha ido suprimiendo muchos aspectos de su identidad como su propia bisexualidad, que vuelve a aflorar con la relación amorosa que mantiene con Sidney. Pero los secretos no se detienen ahí, cuando una capa de la identidad de Jean se destapa, otra aflora.

Como serie he de reconocer que es más bien floja. Tiene buen material, pero no termina de aprovecharlo y su ritmo lento no ayuda. Ahora bien, es de las series que he visto que traten la bisexualidad de una forma en la que me siento identificado. Todo lo bueno que tienen en representación, lo falla en pulido.

 

Horizonte Rojo (2016-Actualidad):

 ¿Qué os puedo decir que no os haya contado ya en varias ocasiones? Esta saga de Rocío Vega cuenta la historia de Rea Kerr, un cúmulo de problemas sin solucionar con forma de persona. Kerr es una mercenaria que trabaja en la compañía Horizonte Rojo en diversos encargos que pocas veces acaban bien.

La protagonista de esta space opera erótica (no olvidemos este dato) es una mujer bisexual y podemos leer encuentros sexuales tanto con hombres como con mujeres. Así mismo, también toca temas de salud mental, el peso de nuestras decisiones y tolerancia hacia otras culturas.

 

Overwatch (2016-Actualidad):

El no tan nuevo FPS (First Person Shooter) de Blizzard es un éxito y lo ha sido durante estos dos años que lleva andados. No es para menos, pues no sólo es un juego colorido y muy divertido, sino que está lleno de personajes muy carismáticos de los que vamos conociendo cada vez más cosas gracias a los cómics, vídeos en Youtube y las interacciones entre estos durante las partidas.

Su inclusión en esta lista está un poco metida con calzador, no lo negaré, pero sentía que debía de incluirlo. En las Navidades de 2016 confirmaron, tras un tiempo de queer baiting, cuál de sus personajes era gay y resultó ser Lena Oxton aka Tracer, su imagen en prácticamente todos sus productos. La revelación se hizo con mucho mimo a través del cómic Reflejos que ocurre durante Noche Buena y en el que Tracer (que pueda moverse al margen del tiempo) se ha pillado a la hora de comprar un regalo para su pareja: Emily. Tras esto, vemos la cena de Noche Buena con su gran amigo Winston en una estampa de lo más acogedora.
Todo sea dicho, Blizzard está intentando hacer las cosas bien en temas de representación, aunque le falte pulir algunos aspectos.

 

Doctora Aphra (2016-Actualidad):

Cuando hice las entradas sobre representación en Star Wars ya hablé de ella, pero dado que ya no están en el blog os haré un breve resumen para poneros en contexto. Chelli Lona Aphra fue introducida en el canon en el cómic de Darth Vader (2015-2016), aunque ha tenido varias apariciones en la serie principal Star Wars (2015-Actualidad) y en cómics anexos como La ciudadela estridente (2017). Su primera aparición fue en una especie de homenaje a Indiana Jones, pues Aphra es una arqueóloga, aunque en el mundo de Star Wars eso significa no sólo buscar reliquias de cerámica, sino también droides de la época de la Antigua República y más.
Es contratada por Darth Vader para completar varias tareas para los fines tanto del Imperio como para él mismo. Cada escena de Aphra es oro.
Doctora Aphra es la continuación de la historia de Aphra tras los eventos de Darth Vader. En su cómic homónimo ella regresa a su vida como arqueóloga y cazarrecompensas, pero su pasado con el Imperio no iba a desaparecer así como así.

Al final del primer arco argumental de Doctora Aphra se nos menciona que le ha gustado una oficial imperial, Magna Tolvan, y su padre le dice que tiene un gusto pésimo para las mujeres. Como cabe esperar, su encuentro con Tolvan no será el último y gracias a ellos tenemos un romance… peculiar. Aquí Star Wars se atreve a hacer lo que sólo ha hecho en las novelas: una relación romántica entre dos personas del mismo sexo. Lo bueno del cómic es que nos deja con varias escenas explícitas de besos y tonteo entre ellas dos. Todo tratado siempre con naturalidad.

 

Bojack Horseman (2014-Actualidad):

Aquí hago un poco de trampa pues Bojack Horseman no tiene personajes LGTB+ como protagonistas ya que, salvo por el mismo Bojack, está llena de secundarios con mayor o menor peso, pero es de uno de ellos, quizá el más importante, del que quiero hablaros. Me refiero a Todd Chavez el amigo fiel de Bojack que siempre anda detrás de él arreglando todos los destrozos que este deja a su paso.

Contra todo pronóstico, esta serie hizo en su 4º temporada algo que no esperaba. En el capítulo 4×02 (aunque algo se intuía desde el 3×12) Todd tras una conversación con Bojack sale del armario y declara que él es asexual. Esto es algo muy importante a nivel de representación porque las pocas referencias de personajes asexuales que podemos encontrar o bien nadan en el margen de la ambigüedad o bien son tratados como personas incapaces de sentir apego por los demás y de demostrar afecto. Personajes como Sheldon Cooper (The Big Bang theory) o Sherlock (Sherlock de BBC) han sido catalogados por no pocos fans como personajes asexuales por ese desapego fuera de lo normativo que parecen sentir por el sexo, pero sus creadores han desmentido esto con declaraciones como «¿qué gracia tendría que lo fuera?» como es el caso de Sherlock, o añadiendo una pulsión sexual en el personaje a fin de difuminar esta impresión.
Así que Todd Chavez es el primer personaje abiertamente asexual en una serie de televisión y Bojack Horseman la primera serie en tratarlo con naturalidad, sin juicios ofensivos y tratando de explicar a la gran audiencia qué significa ser asexual y que cada experiencia es única, desligándola del mítico y trillado binomio «sexo = amor».

 

The last of us: Left behind (2014):

Este es el único DLC de The last of us y ocurre unas semanas antes de los eventos de este. La trama de Left behind es sencilla: una noche de aventuras de Ellie con su amiga Riley en un centro comercial. El juego se divide en dos segmentos: el pasado en el centro comercial, y el presente durante los eventos de invierno del juego base.

En este DLC (una pena que fuera adicional al juego), conocemos mejor a Ellie y profundizamos en varias de las facetas que conocemos de ella a lo largo de The last of us. A través de pequeños eventos y minijuegos que vamos activando a lo largo de la partida, ahondamos en la relación con Riley hasta que llegamos al beso. El primer beso de Ellie, mucho menos desastroso que el de algunos de nosotros.
La desarrolla establece aquí algo relevante: A Ellie le gustan las mujeres, deal with it. Esta declaración también la han llevado a su presentación en el E3 de este año donde nos muestran a una Ellie de casi veinte años y un beso en primer plano tras una escena bastante cuca. Obviamente los Señoros™ se han quejados, pero con sus lágrimas regamos nuestro futuro.

 

Wynonna Earp (2016-Actualidad):

Esta serie que podéis disfrutar en Netflix y que reseñé para La nave invisible  se enmarca dentro del género del weird west que viene a englobar aquellas obras del género que sea pero con cierto sabor a western bien sea por su escenografía, temáticas o aspecto. Fuera de esto, Wynonna Earp es fantasía urbana con muy ligeros (pero que muy ligeros) toques de policíaca al estilo Bones o El mentalista, pero se deshace muy pronto de esta manta. Además, lo mejor de todo, es que es una serie que podríamos denominar feminista sólo sea por su forma de tratar temas como la sororidad o la maternidad.

La co-protagonista de la serie es la hermana pequeña de Wynonna, Waverly, que pronto en la serie comienza una relación con Nicole Haught, la nueva oficial de policía de Purgatorio, tras dejar (por fin) al estúpido de su novio, el típico tío hetero que sólo la veía como un trozo de carne y se veía intimidado por la inteligencia de Waverly y porque un día se diese cuenta de que él no le aportaba nada, sino todo lo contrario.

 

Las crónicas de Shannara (2016-2017):

Basada en las novelas de Terry Brooks, Las crónicas de Shannara nos presenta un futuro en el que la humanidad como la conocemos ha desaparecido y de los restos de nuestra civilización se ha alzado una nueva sociedad llena de magia y elfos y gnomos. La historia sigue a tres personajes: Amberle, la princesa del reino de los elfos que compite para ser una Elegida y proteger al árbol Ellcrys; Will, un medio elfo descendiente de un poderoso y antiguo linaje mágico y a Eretria, una ladrona llena de recursos.
Cuando Ellcrys comienza a perder sus hojas, todos en el reino de los elfos saben que el mal que años atrás habían encerrado está a punto de escapar. Por cada hoja un demonio y por cada demonio un día menos para que la barrera se debilite del todo.

Es el personaje de Eretria quien nos interesa, pues no sólo es un gran personaje, sino que se presenta como abiertamente bisexual.

 

Los 100 (2014-Actualidad):

Esta serie basada en las novelas de Kass Morgan cuenta la historia de los restos de la humanidad después de que irradiásemos el planeta Tierra con una guerra nuclear a gran escala. Lo poco que parece quedar, sobrevive como puede en el Arca, una estación espacial que orbita nuestro planeta. Condenados por crímenes, cuales sea, deciden mandar a cien adolescentes de regreso a la Tierra con dos misiones: castigo y reconocimiento. ¿Es la Tierra habitable? Genial por ellos. ¿No lo es? Bueno, mala suerte. La Tierra parece estar en uno de sus mejores momentos y ser un paraíso para los cien, pero no están solos, sino que son los invasores de un planeta ya reclamado.

La protagonista es Clarke y aunque la serie tarda un par de temporadas en demostrarlo, es bisexual y es algo que se nos muestra a raíz de las tres relaciones que ha tenido en su estancia en la Tierra. Además, Los 100 también tiene una pareja gay representada sobre todo por el personaje de Miller y que es lo bonito.

 

Avatar: La leyenda de Korra – Turf Wars (2017-Actualidad):

Este cómic publicado por Dark Horse, funciona como secuela a la última temporada de la serie de animación Avatar: La leyenda de Korra. Nos confirma lo que todos ya sabíamos: Korra es bisexual. Al mismo tiempo, nos ilustra en algo muy importante sobre representación y es que los heteros hacen mucho ruido, sí, pero no están en todas partes como la sociedad nos hace creer, de esta manera Turf Wars nos muestra en su primer número que personajes como Kya (hija de Aang y Katara) es lesbiana mientras que la avatar Kyoshi (probablemente la más poderosa de todas) es también bisexual.

 

Sense8 (2015-2018):

Pero si hablamos de representación LGTB+ en ficción, Sense8 es sin lugar a dudas su máximo exponente. Las Hermanas Wachowski, creadoras de Matrix, han creado con esta serie una curiosa amalgama de estilos y géneros cinematográficos que por alguna razón funciona como un engranaje bien engrasado.
Su trama tarda un tiempo en arrancar propiamente y resulta tremendamente confusa en un primer momento, pero tras hacerlo es toda una auténtica de montaña rusa de emociones.

En esta serie encontramos desde parejas poliamorosas basadas en el respeto y no la posesión, personajes trans interpretados por actrices trans, relaciones homosexuales, bisexualidad, representación de personas racializadas… La lista es enorme.

 

¿Cuáles son las conclusiones que saco de estas series? La primera es que todavía es difícil encontrar relaciones homosexuales entre dos hombres mientras que (dentro de que no deja de ser difícil) la representación de relaciones entre dos mujeres son mucho más habituales. Prácticamente toda esta lista mama de este tipo de enlaces. Quizá sea porque las muestras de afecto entre dos hombres son más tabú que entre dos mujeres o bien porque estas suelen incomodar menos a la gran audiencia, sea como fuere, es un problema a subsanar.
La otra, también es muy clara. Todas estas obras de mi lista pertenecen a la franja de 2013 en adelante, es decir, son de hace dos días como quién dice. El camino acaba de empezar a andarse, pero aún queda un largo y arduo camino por delante.

Cuervo Fúnebre en las redes. Lector voraz de fantasía y ciencia ficción que pretende escribir más de lo que una vida mortal le va a permitir. Adoro las culturas antiguas y las ciencias en general.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.