Reseña: Infinity War

Reseña: Infinity War

Dirección: Anthony y Joe Russo.
Guion: Christopher Markus y Stephen McFeely.
País: EEUU.
Año: 2018.
Duración: 2h 29min.
Género: Space opera.
Reparto: Robert Downey Jr., Zoe Saldana, Chris Hemsworth, Elizabeth Olsen y más.

 

Desde el primer momento deja claro que esta película será un punto de inflexión ya no sólo para el MCU, sino, en cierta manera, para el cine en sí mismo. Es la culminación del primer volumen de una historia narrada a través de diez años de películas, que si bien han tenido sus altibajos, han ido llevando una progresión en el desarrollo de sus personajes.
Cuando miro atrás, ya no veo al Tony Stark que sólo pensaba en sí mismo, en sus fiestas y sus desfases, sino que tras diez años tenemos a un hombre que trata de cargar el peso del mundo a sus espaldas, que ha madurado a base de golpes. Porque no nos llevemos a error, él y no otro es el protagonista de este primer volumen de películas. El proyecto Vengadores comenzó con él, así como el MCU, así que este film que hace de cierre de su arco argumental también abre con él (en cierta manera) y cierra también con él.

Ya entrando en la película en sí misma, asombra cómo han conseguido engarzar tantas tramas y personajes tan dispares sin que se desmoronara todo. A esto ha ayudado que ya los conociésemos de antes y por tanto no se dedique tiempo de pantalla a las presentaciones.
Cada fragmento separado mantiene su tono individual, así la intro que sigue de la escena poscréditos de Thor: Ragnarok tiene un tono oscuro que recuerda al que intentaban originalmente para las películas individuales de Thor, mientras que los pedazos en los que salen los Guardianes de la Galaxia rezuman ese humor macarra y esa banda sonora de la que tanto disfrutamos en sus películas.
Al mismo tiempo que es la historia de Tony Stark y el resto de elenco, también lo es de Thanos, pues es, en cierta manera, co-protagonista de esta producción titánica. Esto incluye flashbacks de su pasado, nos explican sus motivaciones para hacer lo que hace, sus dilemas morales… Pero también tiene espacio para diálogos profundos sobre la paternidad con Gamora, sobre el sacrificio necesario por un bien mayor con Tony Stark y Doctor Extraño.

La película se esfuerza en mostrar a Thanos como la gran amenaza que se nos contaba desde Vengadores. En ningún momento siento que nuestros héroes vayan a ganar, pues Thanos es mostrado como un ser no sólo poderoso, sino también hace gala de un pensamiento de estratega con la mente puesta en la gran jugada en lugar de en las pequeñas batallas.

¿Sobre los demás personajes y Wakanda? Bueno… todo ello queda muy deslucido, pero no podría ser de otra manera para que ninguna pieza se saliese. A pesar de todo, todavía hay tiempo para mostrarnos la relación de Visión y Wanda (que no nos engañemos, en cierta manera en puro fanservice, pero bienvenido sea), el efecto de Wakanda en lo poco que lleva abierta al mundo o el estado de la Viuda y el Capitán como justicieros al margen del Gobierno.

No hay mucho que pueda decir sin hablar más de la cuenta, pero sí puedo decir que he necesitado verla de nuevo para procesar qué acababa de pasar. Y bueno, cuando quiere ser dura es capaz de serlo y de dejarte hecho polvo con la misma facilidad con la que yo chasquearía los dedos.

Entradas relacionadas

Cuervo Fúnebre en las redes. Lector voraz de fantasía y ciencia ficción que pretende escribir más de lo que una vida mortal le va a permitir. Adoro las culturas antiguas y las ciencias en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.